Arrancó la campaña de reciclado con el objetivo de hacer ladrillos ecológicos

Miércoles 8 de julio de 2020 | 23:45hs.
Santo Tomé | Foto: Mercedes Berón
El director de medio ambiente municipal Lucas Velázquez contó que comenzó, con gran entusiasmo, la recolección diferenciada por las calles de la ciudad.

La misma consiste en que los vecinos deben separar los residuos en su vivienda, “en este caso los plásticos, en los posible secos y limpios, colgarlos del cesto de basura, o dentro del cesto, y nosotros hacemos la recolección en un camión, lo que será llevado al basurero municipal donde hay preparada una celda metálica, donde vamos a ir acopiando esos plásticos para luego triturarlos y luego transformarlos en ladrillos ecológicos comunitarios”.

La recolección de plásticos se hace en otro tipo de camión, diferente al de la recolección de residuos. “El que utilizamos para las botellas es un volcador, y va a levantar exclusivamente los plásticos: botellas o material plástico chico que pueda ingresar en la máquina trituradora, para luego procesarlo para tal fin.

Velásquez indicó que para este proyecto sirven los envases de shampoo, de desodorante de plástico, de desinfectante, de lavandina, bandejas descartables, bolsas plásticas también, todo puede funcionar en este caso.

Respecto al siguiente paso, la trituración y el posterior polvillo que se destinará a los ladrillos, el funcionario dijo: “El intendente está gestionando con Nación la máquina, que en pocos días estará en Santo Tomé, ya tiene el visto bueno. Nosotros necesitamos urgente botellas plásticas ya que para fabricar un ladrillo necesitamos veinte botellas de dos litros, o dos litros y cuarto. El proceso tiene que ver con una cantidad importante de botellas, por eso ya empezamos a juntar, cosa que ni bien llega la máquina, y comenzamos la elaboración de los ladrillos ecológicos”.

“El impacto que se quiere dar es en lo ecológico, en vez de enterrar, de quemar, se reutiliza y se ocupa esto. El plástico viene a reemplazar a la arena, en gran parte. El plástico es lo que predomina hoy por hoy en el basurero”, añadió.

Como proyecto, Velázquez indicó que pensaron “como primera etapa del trabajo, hacer la garita de acceso al basurero con esos ladrillos. Después, canteros, u obras que tenga que hacer la Municipalidad en espacios públicos, se puede utilizar esos ladrillos también”.

El ladrillo ecológico pesa 600 gramos, a diferencia del ladrillo común que pesa 2.500 kg. Y está preparado por su porosidad para un revoque. También tiene una característica importante en lo térmico, ya que trabaja muy bien al frío y al calor, “es un buen aislante”.

Calculamos que dos o tres meses estaremos recolectando por los diferentes barrios de Santo Tomé, para luego iniciar la fabricación.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina