Arredondo: filmaciones y una camisa complican al detenido

Viernes 28 de febrero de 2020 | 03:00hs.
Jorge Posdeley

Por Jorge Posdeley fojacero@elterritorio.com.ar

Mientras continúa la búsqueda de los restantes sospechosos bajo la lupa, el primer detenido por el caso Pablo Martín Arredondo (35) se encuentra a disposición de la Justicia y en su poder se incautaron varios elementos que podrían complicarlo.

Tal como público El Territorio en exclusiva, la primera detención vinculada al crimen descubierto el último domingo fue concretada el miércoles a la tarde-noche, tras un procedimiento de los efectivos de la Dirección Homicidios de la Policía de Misiones después de una recolección de indicios que ubicaba al implicado en cercanías a la escena del hecho, entre ellos, filmaciones de cámaras de seguridad que fueron clave para poder identificarlo.

En la víspera, se pudo saber que el detenido se trata de un joven identificado como Facundo E. (25), quien fue capturado tras un operativo en el barrio Yacyretá, donde los pesquisas además secuestraron su teléfono celular y una camisa con un estampado similar al detectado en las imágenes de seguridad que lo captaron cerca del departamento sobre calle Colón donde Arredondo residía y el domingo fue hallado sin vida como consecuencia de una serie de golpes y una asfixia mecánica provocada, aparentemente, con un cinto.

Tanto el aparato telefónico como la vestimenta quedaron incautados y bajo custodia para sus respectivos exámenes periciales de los cuales los pesquisas confían obtener más pistas que ayuden a reconstruir lo sucedido o apuntalar el camino de la investigación. En dichas labores participarán los especialistas de la Dirección Cibercrimen y de la Policía Científica.

Tras su detención en averiguación del hecho, el muchacho quedó alojado en una celda policial donde permanece en condición de incomunicado y a disposición del Juzgado de Instrucción Tres, a cargo del magistrado Fernando Verón, el cual deberá definir los próximos pasos a seguir.

La demora de este joven fue informado oficialmente ayer por la fuerza provincial mediante un comunicado de prensa en el cual incluso consignaron que “las averiguaciones del caso no concluyen, pues se prevén nuevas detenciones en las próximas horas, de otras personas que ya se encuentran identificadas”. 
Al respecto, trascendió ayer  la aprehensión de un segundo implicado, pero no había mayores datos sobre su identidad y las circunstancias del procedimiento.  

Pesquisa

Es que, prácticamente, desde el comienzo de la investigación es que al menos cuatro jóvenes quedaron bajo sospecha tras las averiguaciones realizadas y el análisis de cámaras de seguridad de la zona cercana al departamento de calle Colón, entre La Rioja y Entre Ríos.

Hasta anoche, las labores policiales se centraban en dar con los restantes involucrados. En un principio se conoció la versión de que otros dos de los involucrados podrían presentarse voluntariamente en el juzgado, pero esto no pudo ser confirmado. Tampoco se descarta que se hayan ido de la provincia, por lo que se solicitó colaboración a otras dependencias policiales del país con los datos precisos de cada uno de ellos.

Tal como publicó este matutino durante esta semana, los pesquisas entienden que la última vez que Arredondo estuvo con vida fue el miércoles de la semana pasada, noche en la cual habría compartido en una reunión en su casa con los cuatro jóvenes que ahora están bajo la lupa.

Incluso, se supo que algunos vecinos reportaron gritos e indicios de una posible pelea, pero el conflicto no se prolongó por mucho tiempo.
A partir de ahí prevaleció el silencio en cercanías al departamento, al tiempo que el domingo un olor putrefacto se hizo protagonista del edificio. Los vecinos volvieron a intervenir, llamaron a la Policía y los efectivos de la Dirección Agrupación Motorizada descubrieron el crimen.

El cuerpo de Arredondo fue hallado sobre una cama y en avanzado estado de descomposición. Las fuentes luego indicaron que en el examen de autopsia se detectaron golpes en distintas partes del cuerpo, pero la causal de muerte fue una asfixia mecánica efectuada con un cinto.

Desde allí el caso comenzó a investigarse como un homicidio y los pesquisas no tardaron en dar con pistas que apuntaron a los sospechosos en cuestión, aunque resta dar con la totalidad de ellos para poder reconstruir efectivamente que sucedió durante esa noche violenta.

Arredondo era oriundo de ciudad bonaerense de Lanús, aunque residía en Misiones desde hace ya varios años. Enterados de lo sucedido, sus familiares vinieron inmediatamente a la tierra colorada para interiorizarse de la investigación y recibir los restos de la víctima, cuyo cuerpo fue cremado y sus cenizas esparcidas en el río Paraná.

“Ahí quedó mi hijo amado, en la Costanera de Misiones... Su lugar en el mundo... Descansa en paz mi amor.... Estás en mí corazón hasta mi último aliento”, publicaron sus familiares junto a un video en las redes sociales ayer por la tarde. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina