Candelaria: de ama de casa a millonaria con la Poceada

Viernes 18 de octubre de 2019 | 16:30hs.
Foto: Maria Rosa Fernández
La incógnita sobre a quién le tocó la varita mágica de la suerte y lo convirtió en un nuevo millonario en Candelaria se reveló ayer por la mañana cuando una mujer se presentó en la agencia 342 a cobrar su premio ya que pensaba que sería allí que le pagarían. El premio es de casi siete millones de pesos, exactamente es 6.803.918 pesos.

El temor que tenían los propietarios de la agencia que vendió el millonario premio a la vecina de Candelaria se disipó desde el momento en que el gerente del organismo oficial Iplyc le comunicara a las propietarias de la agencia, que él en persona atendió a la afortunada dama.

Carina, una de las propietarias de la agencia, en contacto con El Territorio esta mañana dijo que estaba tranquila porque cumplieron el objetivo de proteger a la mujer y que de aquí en más es ella la que deberá saber cómo llevar adelante la nueva vida con ese dinero.

"Estoy muy agradecida y sorprendida gratamente con la gente del Iplyc, ya que una vez que les comunicamos la situación de la mujer y al haber ya un antecedente de estafa a la joven mbyá , atendieron personalmente la situación. Estamos acostumbrados a que los funcionarios en muchos casos sean de difícil acceso, pero esta actitud del gerente hay que subrayarla porque es un ejemplo a seguir, ahora estamos tranquilos porque nuestra responsabilidad de proteger a la mujer hasta que se encontrara con su premio ya terminó", dijo Carina.

De acuerdo a informaciones que obtuvo este medio se supo que la nueva millonaria es una joven mujer que tiene su familia constituida por el esposo e hijos pequeños. La mujer no tenía ingreso alguno por lo que la alegría de la comunidad de Candelaria es generalizada.

Nota relacionada:

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina