El cine y la memoria

Miércoles 9 de octubre de 2019 | 07:00hs.
“En Paraguay hubo una dictadura de 35 años, una dictadura muy larga y una de las cosas que a nosotros nos preocupó como creadores de este corto, como grupo, es ese silencio que hay en en el país”, arrancó diciendo Miguel Agüero en diálogo con Radioactiva.
Ese silencio al que refiere es el que se vislumbra en Kiriri, el corto dirigido por Agüero. 
El artista del vecino país resaltó que todavía falta un arduo  trabajo de reparación histórica  con respecto a esta negra faceta. “Lastimosamente no hemos trabajado como ustedes en Argentina el tema de la memoria. Apenas  hay cinco películas realizadas sobre la temática. Entonces, nos pareció que el cine es una herramienta muy importante de comunicación, de diálogo, de acto de memoria colectiva. De ahí surge esta necesidad de hacer un corto que fuera sobre esto”, explicó en el programa Apocalipsis en el bar.
La película, que se vio ayer en el Imax del Conocimiento, fue ganadora del Certamen Entre Fronteras del 16° Festival Internacional de Cortometrajes Oberá en Cortos (2019), y hace pocos días se alzó con el premio a Mejor Dirección de Cortometraje, en la competencia Cortos del Mercosur, de la 23ª edición del Florianópolis Audiovisual Mercosur - FAM.
En 13 minutos, el corto logra narrar visualmente la delicada historia de una abuela y su nieta en plena dictadura militar y el dolor ante la ausencia. La obra dirigida por Agüero fue distinguida por su belleza visual, la potencia del mensaje a través del recurso audiovisual y por evidenciar, una vez más, su compromiso social en relación al rescate y construcción de la memoria colectiva del pueblo paraguayo.
“En Paraguay todavía nos cuesta dialogar sobre lo que fue la dictadura. Este hecho en Kiriri, si bien es una ficción, es un retrato que un poco surgió en base a investigaciones periodísticas que comenzaron en 2017. Fueron varios casos y en la investigación se buscó, sobre todo los lugares donde tenían a las niñas”, aclaró el director al tiempo que contó que entrevistó a una de las víctimas.
Al tratar un tema todavía tabú en su país, Agüero resaltó que si bien no recibieron amenazas de ningún tipo mientras la productora realizaba el audiovisual, “cuando empezamos teníamos miedo y, reflexionando mucho en grupo, dijimos: ‘es terrible que  estamos queriendo hablar de algo que pasó y estamos sintiendo todavía miedo’”. 
“No recibimos amenazas, nada de eso, pero sí nos preocupó que nosotros cuando emprendimos este proyecto, teníamos miedo. Eso significa que el temor está muy latente todavía en Paraguay”, agregó.
Por otro lado, en cuanto a la presentación de ayer en el Imax, que contó con al presencia del director paraguayo, se manifestó muy contento de la oportunidad de compartir con el público de Misiones este cortometraje, al mismo tiempo que agradeció la posibilidad de ver los distintos  trabajos que se están realizando en la región.
Cabe resaltar que la Maratón Oberá en Cortos llevó también a la gran pantalla el cortometraje Mombyry, de la posadeña Fremdina Bianco, con una historia centrada en una mujer que decide abandonar su vida de pueblo en búsqueda de un futuro mejor.
También se vio Un gauchito gil, el largometraje dirigido por Joaquin Pedretti y producido por Carambola Cine (Corrientes), con actuaciones de destacados misioneros y con imágenes del Iberá. Allí, un peón rural que va en busca de un niño, se pierde entre la realidad y el sueño.
Completó la propuesta la película Far from us, de las realizadoras alemanas Verena Kuri y Laura Bierbrauer, quienes no claudicaron en su deseo de filmar en Misiones -con la ayuda del coproductor Santiago Carabante- y reflejar la historia de una joven que regresa a la casa de sus padres en la colonia y debe enfrentarse a sus propios temores. 
En esta línea, Agüero entendió que todo el ámbito audiovisual local evolucionó. “Creo que el cine en nuestra región ha crecido muchísimo, un cine de autor, comprometido con nuestra identidad, con nuestra historia, memoria”, detalló. “Esta es una hermosa oportunidad para ver esas películas maravillosas y todas hablan de lo que está pasando en nuestra región, reflejan una búsqueda artística pero de compromiso con lo que pasa aquí”, sumó.
Por último también ensalzó la importancia del festival Oberá en Cortos en sí. “Oberá en Cortos  es un espacio muy importante  para nosotros como equipo, un espacio de encuentro, de reflexión, de formación muy importante para el cine regional”. En ese sentido, agradeció que Kiriri haya  sido galardonado en Oberá “porque es un festival al que le tenemos un cariño enorme y muchos nos hemos formado en ese festival, tan querido por nosotros”.
Como parte de una productora audiovisual que funciona como cooperativa, Agüero anunció que ahora están en el desafío de realizar un largometraje, el primero en su historial. Siempre “comprometidos con la historia de nuestro país, la memoria, la identidad cultural y todo lo que tiene que ver con Paraguay”, deslizó. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina