El conflicto por los tractores sacó a la luz el dolor de los colonos ante la indiferencia - El Territorio Misiones

El conflicto por los tractores sacó a la luz el dolor de los colonos ante la indiferencia

Sábado 19 de septiembre de 2020 | 03:00hs.
Nazarena Torres

Por Nazarena Torres politica@elterritorio.com.ar

“Toda mi vida trabajé en la chacra, desde chico, arando con buey, sufriendo y llorando porque es muy sufrido trabajar así y yo no quiero que mi gurí sufra lo mismo, quiero progresar y que él tenga las cosas para trabajar, no como yo”.

Así como el colono Adelmar Conin, muchos otros productores de Colonia Aurora se encuentran realmente preocupados ante el conflicto acontecido días atrás con Prefectura.

Es que como se conoció, la fuerza nacional decidió secuestrar el tractor de uno de los colonos por falta de papeles, generando la solidaridad del pueblo y desembocando en un tractorazo. 

El Territorio llegó hasta el lugar, donde tanto colonos como autoridades de la zona indicaron que muchos de los tractores que están en la mira por falta de documentación fueron comprados, ya usados, en Brasil, teniendo en cuenta la ubicación de frontera con el país vecino y la histórica cultura binacional. Se trata de máquinas viejas que los brasileños venden a bajo precio -pues ya trabajan con tecnologías más avanzadas- pero que a los productores misioneros les sirve de sobremanera para la labor diaria.

Esta situación incluso fue señalada por el gobernador Oscar Herrera Ahuad, al destacar que “lo que ocurre en la zona del Alto Uruguay justamente tiene que ver con ese reclamo histórico que hace nuestra provincia y nuestro gobierno. Son las asimetrías, donde a 150 metros un producto sale menos de la mitad del precio que se ofrece en Misiones”.

A esto, los productores advierten que no hay políticas en el país que les permitan acceder a un crédito para compra de maquinarias y aseguran que el único fin es el trabajo en la chacra.

Para despejar dudas, el intendente local, Carlos Goring, aseguró que “no estamos fomentando el contrabando, la Prefectura tiene que controlar las aguas y queremos que lo haga, pero las máquinas que ya están dentro del municipio, que están hace mucho tiempo, que las dejen trabajar en la chacra, porque son la herramienta esencial del trabajador”. (ver No fomentamos...).

Por este motivo, el municipio iniciará un registro de maquinaria, con el fin de tener un inventario y avanzar en algún tipo de papeleo que le permita al colono tener un  seguro.  Esto también fue hablado por la Provincia durante la visita de la Ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, donde se evaluó la posibilidad de que los colonos queden como depositarios judiciales de las máquinas. Además de que se analiza un régimen simplificado de importación para productores de zonas de frontera.

No obstante, más allá de la tregua que se pactó entre las fuerzas y los vecinos, el 15 de septiembre quedará en la memoria de los pobladores de Aurora. La solidaridad con uno de los colonos sacó a la luz la bronca contenida durante mucho tiempo, el sentimiento de abandono y aislamiento. Años de trabajo silencioso, sacrificio y dolor que despiertan hoy para reclamar no sólo visibilidad, sino también un gesto de ayuda para seguir sacando lo mejor de la tierra misionera.

De segunda mano
Adelmar Conin, junto a su esposa Lidia, trabajan incansablemente en la producción láctea, además de contar además con ganadería y plantaciones de tabaco, entre otras.

“Desde los 15 años el productor empieza a trabajar con los padres. Nos criamos en la chacra, no tuvimos acceso a un estudio, hicimos la primaria nomás y nos quedamos en la chacra, laburando con arado y buey. Yo tenía casi 25 años cuando me compré un tractorcito viejo. No andaba bien, pero empezamos así”, afirmó Adelmar. 

Y prosiguió: “Quiero incentivar a mi hijo a quedar en la chacra pero no quiero que mi gurí vuelva a cuando yo tenía 25 años y araba con buey, es muy sufrido. No se puede progresar así, con una yunta de buey, un arado, no hay forma si uno no puede avanzar un poco con la tecnología”.

El productor contó que en 2004 tuvo la posibilidad de cambiar su primer tractor por otro un poco mejor del lado brasileño. De un Fiat 700, que había adquirido en Chaco, pudo pasar a uno un poco mejor, con capacidad para la ensiladora.

“Son maquinarias viejas pero se pueden comprar. A veces no andan y hay que gastar en repuestos, ni marca tienen a veces, ni pintura. Yo compré el mío de segunda, tercera mano, pero uno se defiende, hacemos canje con los vecinos por herramientas, nos prestamos, porque hay mucha escasez”, adujo. En ese sentido, aseguró que sin la posibilidad de una máquina, hoy sólo podrían producir un 10% de lo que producen actualmente.

Desesperación
Similar situación le toca vivir a Lauri Preiss, otro colono de la zona que se crió entre plantaciones y animales. Desde los 12 años comenzó con el trabajo pesado de la chacra y hoy, a sus 45, sabe que al menos tres de sus cuatro hijos seguirán en la colonia.

“Desde chico yo araba con buey, en esos cerros, a veces lloraba porque los bueyes a la ida iban despacio y a la vuelta iban muy rápido y enganchaban los troncos. Me casé, no tenía nada, pero trabajé mucho y así crié a mis hijos. Tengo uno de 25 y otro de 22 que no pudieron seguir estudiando y están en la chacra conmigo, otro de 14 que ahora no va a ir más al colegio porque no tenemos ni ropa para él, también me va a ayudar, y la nena que va a la escuela a séptimo grado”, contó.

Hace dos meses, la Prefectura incautó el tractor y la camioneta que Lauri y sus hijos usaban para transportar la producción desde la chacra hasta el galpón que usan de depósito. Desde entonces, se encuentran desesperados, pues no cuentan con sus herramientas de trabajo, por lo que solamente piden poder hablar con el juez federal que interviene en la causa y ver la manera de liberar su maquinaria.

“Hace dos años que me compré un tractor con mucha lucha, junto con mi hijo que trabaja conmigo. Compramos un modelo 84 imaginate, un tractor viejo y yo me quedé contento igual porque me ayudaba mucho”, dijo. 

"Si nos llegan a sacar todos los tractores vamos a ser el pueblo más pobre, porque todos vivimos de esto" Lauri Preiss Productor de Colonia Aurora

Seguidamente indicó que “llegó Prefectura y me quisieron sacar el tractor, que los productores me ayudaron y no sé dónde estará ahora, creo que escondieron. Pero Prefectura sí se llevó mi camioneta, una Toyota vieja 2007 y me sacaron bolsas de soja que tenía en mi galpón, diciendo que yo estaba por llevar para Brasil”.

“Ahora mis cosas, mi plantación, el sudor de mi frente, mis herramientas, todo se está pudriendo allá en Prefectura y yo acá no sé qué más hacer. El juez no mira mi expediente, porque soy un pobre colono”, advirtió.

De acuerdo a lo que explicó Lauri, su familia cuenta con una chacra a la vera del río, con un galpón que se encuentra a unos 800 metros de la orilla y en el que guardan las bolsas de soja, maíz y otros productos que trabajan, como ananá y tabaco.

"Los colonos no conocemos más que nuestra chacra, nunca pudimos hacer turismo, dejamos acá la vida"Adelmar Conin Productor de Colonia Aurora

“Ahí estaba parada mi camioneta, Prefectura se la llevó, tratando a mi hijo peor que a un traficante y no hay rastros de que mi tractor pasó el río”, advirtió.

Y agregó: “Cuando escuché el sábado que le iban a sacar al pobre tipo que labura su herramienta me indignó, porque sé que Prefectura le va a sacar y va a dejar pudrir las máquinas. Eso es lo peor. Es muy feo lo que hacen, yo nací acá en Aurora, trabajé siempre acá, pero si podía dejar Argentina e irme, me iría”.

“Yo le dije al jefe de Prefectura que a mi edad ya no llego a comprar otro tractor, otra camioneta y el jefe me dijo que no puedo poner ni una bolsa de maíz en ese galpón sin factura, cómo voy a hacer si le vendo el ananá a los particulares, no te dan factura”, lamentó.

Al tiempo que añadió: “Tabaco, ananá, maíz, tengo potreros, animales. Todos los días uso esas herramientas. Mi camioneta y mi tractor usaba todos los días. Conozco a todo el mundo acá en Aurora, toda mi vida laburé, que alguien me apunte si robé o trabajé mal”.

Pedido de ayuda
Los colonos indican que no hay ayuda por parte del Estado para que puedan adquirir maquinaria o herramientas para trabajar mejor. Por eso piden, al menos, poder trabajar tranquilos con lo que ya tienen.

“Tomamos la decisión de defender lo que es nuestro, porque acá en la colonia nos tenemos que defender entre todos. Acá nunca hubo un incentivo al pequeño productor para comprar una maquinaria. Si salimos a un banco a pedir un crédito, no vamos a poder pagar ni los intereses del banco”, manifestó el productor Adelmar Conin.

Al tiempo que sentenció: “Misiones es aislada del país. Yo no conozco el campo. Los colonos no conocemos más que nuestro municipio porque nunca tuvimos acceso a hacer turismo, ni siquiera a Cataratas si nunca sobra, y si sobra invertimos en algo. Dediqué mi vida a esto. Encima cuanto más hacés más es la carga tributaria, cuanto más producís más pagás y llega un punto que uno se picha, como lo que pasó hace unos días. Si nadie nos ayuda entonces vamos a sentarnos a esperar un IFE (Ingreso Familiar de Emergencia)nomás, una pensión, y no queremos; queremos trabajar”.

Mientras que Lauri agregó: “En la colonia no hay plata. Estoy con las manos y los pies atados así. Si nos llegan a sacar todos los tractores que hay acá, Aurora va a ser el pueblo más pobre, porque todos vivimos de esto”.

“No fomentamos el contrabando, defendemos a los productores”

Cada chacra en Aurora tiene alguna máquina para el trabajo.
Los últimos días fueron complicados para los vecinos de Colonia Aurora. La paz que reinaba en el pueblo se vio interrumpida con un tractorazo en pos de defender las máquinas que los colonos utilizan para trabajar. Son máquinas traídas hace tiempo desde Brasil y los productores aseguran que es la única manera que tienen de contar con una herramienta, puesto que no hay créditos que los ayuden ni fomento al pequeño productor.

En todo esto, un rol protagónico tuvo el intendente Carlos Goring, quien debió solicitar ayuda a otros estamentos del Estado para intervenir ante el conflicto suscitado entre los productores y la Prefectura Nacional.

En diálogo con El Territorio, contó lo que se vivieron en esos momentos de tensión y los proyectos en vista para regularizar los artefactos que hay en la localidad.

“Se generó todo esto el último sábado, cuando venía el tractor al lado de la ruta andando, y Prefectura cruza, da vuelta, pone los conos y le pide los papeles. Ese día yo estaba en Alicia Alta con algunos empleados municipales colocando tubos y me llaman los productores. Llamo en primera instancia al segundo jefe de prefectura para ver la razón, porque él normalmente está en todos los operativos, él no estaba y me dijo que le habían comunicado del secuestro del tractor y que iba a venir a la zona. Le pregunté la razón y me dijo que no tenía documentación”, explicó.

Y continuó: “yo le dije que un tractor que está trabajando no iba a tener papeles seguramente porque era una máquina vieja, usada y me dijo ‘mire intendente, si ustedes no dejan de joder ahí en Aurora yo bajo con orden de arriba y vamos a sacar todas esas porquerías de tractores’. Y eso me dolió porque era discriminar a los trabajadores que tienen solo esa herramienta de trabajo”.

Luego de esa conversación, el alcalde se dirigió a donde estaban los colonos ya enojados por el accionar de las fuerzas y les pidió que se tranquilicen para que no pase a una situación más grave.

“Me fui a buscar a mis empleados que habían quedado en Alicia Alta y me llaman diciendo que habían sacado el tractor. Cuando vuelvo, le veo al productor que estaba en lágrimas diciendo que vendió su tractorcito viejo para comprar este, que no tenía otra cosa para sembrar y eso hizo que la gente se solidarice más, porque acá todos se conocer, saben que nada es robado”, puntualizó Goring.

"El segundo jefe de Prefectura me dijo que iban a sacar todas esas porquerías de tractores, y eso a mí me dolió" "Carlos Goring Intendente de Colonia Aurora

Entre tanto, el intendente pidió ayuda a la Provincia para calmar las aguas, pero el martes los colonos no aguantaron más y salieron en caravana, con los tractores, donde se sumaron más de cien máquinas. La idea era hacer un tractorazo aún mayor el miércoles y llegar hasta la delegación de Prefectura de Alba Posse. Sin embargo, ese martes por la noche llegó el primer Jefe de Prefectura al lugar, los escuchó y se logró firmar un acuerdo.

“Me sorprendió el respeto de la gente hacia el Jefe de Prefectura, porque le escucharon y le aplaudieron. Él se enteró de la situación, vio la importancia de la maquinaria en la zona, la importancia de las herramientas de trabajo y nos dijo que nos van a dar un tiempo para que los municipios podamos hacer un registro de máquinas agrícolas”, contó Goring.

Registro municipal
De esta manera, el municipio de Colonia Aurora comenzará con un trabajo de registración de todas las herramientas agrícolas con que cuentan los colonos, tanto brasileñas como argentinas, puesto que hay muchas nacionales también sin papeles.

“Esto abrió camino para que todos los municipios puedan hacer lo mismo, registrar sus tractores. La idea es que cada uno pueda hacer ese registro y que cuando terminemos y sepamos cuántas máquinas agrícolas hay en la provincia sin documentación que pueda avalar, presentemos en cámara de diputados un proyecto para incorporar eso dentro del registro automotor, para que el día de mañana esa persona pueda pagar un pequeño seguro”, remarcó el jefe comunal.

Y aclaró: “Eso no quiere decir que estamos fomentando el contrabando y estamos contra la ley. Es importante que se entienda eso, es algo que no es legal pero es algo que ya está, ya viene de años. Prefectura seguirá haciendo su trabajo y está muy bien, sobre todo ahora con la pandemia. Nadie les dice que no hagan su trabajo, pero lo que ya está acá adentro que dejen para trabajar, porque es lo único que tienen los colonos”.

Coincidió en lo planteado por los trabajadores sobre la falta de planes para compras de maquinarias.

Y recordó el proyecto de Héctor Cacho Bárbaro para bajar los impuestos por maquinaria traída de Brasil, “para que se pueda traer por la aduana sin pagar los altos impuestos que suma demasiado. Las máquinas son para uso propio, no para reventa. No avalamos la reventa, no promovemos el contrabando, solamente defendemos el trabajo de nuestra gente”.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina