Emotiva despedida al sembrador de cultura

Viernes 5 de junio de 2020 | 04:00hs.
Compositor y músico incansable, docente eterno, el maestro Plácido Ricardo Ojeda se fue la tarde del miércoles 3 de junio. Tenía 89 años y varios proyectos por delante. Tenía también muchos amigos y su humildad y convicciones intactas.

Así lo destacaron familiares, músicos de todos los géneros y referentes de la cultura que se acercaron a despedirlo ayer por la mañana en el Museo Areco, planta baja del Palacio del Mate, donde tuvo lugar el velatorio. Y afuera, en el Paseo Bosetti, la Banda de Música del Servicio Penitenciario Provincial (SPP) homenajeó a su fundador con varios temas, entre ellos El cumandaí de su autoría.  

La despedida se organizó con un estricto protocolo de seguridad e higiene y preservando la distancia social en cumplimiento de la cuarentena por coronavirus.
Ricardo Ojeda, hijo del bandoneonista, rememoró que “en realidad el nombre de mi padre es Plácido pero todos los conocen como Ricardo Ojeda. Fue un gran padre,   un hombre que quiso mucho a su provincia, la gente, la idiosincrasia, el folclore. Yo me crié en una casa con músicos y personas del arte y la cultura”.

Y acerca de la trayectoria del músico oriundo de San Javier, describió, “mi padre fue siempre un maestro, un  docente que buscaba que sus estudiantes aprendieran, que se formaran como músicos, ese era su orgullo. Como artista recorrió el mundo, tocó en muchos escenarios, compuso muchas obras, fue uno de los impulsores del Festival del Litoral y fue sobre todo una persona sencilla. No conocí a nadie tan sencillo como él. Sabía que la gente lo quería y lo reconocía, pero nunca me dijo nada de eso, jamás habló de grandeza, fue humilde y vivió pobre, esa fue su vida”.

Ojeda hijo explicó que hace seis meses falleció su hermana y que su padre no logró reponerse de esa pérdida. “Vinieron las internaciones, las descompensaciones y lamentablemente se fue. Pero fue siempre un hombre sano, de buena conversación, amaba la música y disfrutaba que la gente estuviera alegre”.

En tanto, el alcaide Jonatan Pereyra, director de la Banda del SPP, recordó al maestro como una persona que procuraba “que el arte llegue a toda la comunidad, a todos los sectores”.

Refirió que la banda que creó Ojeda hace doce años tiene la impronta de estar al servicio de la comunidad y de ser amplia en el repertorio para llegar a la gente. “Nosotros venimos hoy a despedirlo, a rendirle homenaje, vinimos con una formación reducida por el protocolo de coronavirus, y sentimos que como continuadores de su legado debemos mantener esa vocación de llevar música a los barrios”.

Asimismo, contó que él como actual director de la orquesta mantenía conversaciones con Ojeda. “Él ya estaba jubilado pero seguía interesándose por el trabajo y por los músicos, hablamos en marzo y me dijo que estaba componiendo un tema sorpresa para el aniversario de la banda que fue en abril. Bueno, por la situación epidemiológica no se pudo hacer el acto, entonces me comentó que podíamos presentarlo cuando pasara todo esto. Tenía proyectos y seguía componiendo, seguía enseñando”.

Por su parte, Joselo Schuap, músico y ahora secretario de Estado de Cultura provincial, destacó la integridad de un hombre que fue coherente en el tiempo en sus acciones y sus obras.        
 
“Pensamos que el Palacio del Mate que es un símbolo de la cultura y la historia de nuestra provincia es el lugar para despedir a este gran artista y gran persona”, resaltó. “Personalmente -indicó- soy un privilegiado de haber sido contemporáneo de este hombre tan coherente. El Chango Spasiuk me mandó un mensaje para saludar a la familia y me contó que Ojeda le afinó sus primeros acordeones y que le tenía un gran cariño”.
Y añadió: “El Maestro plantó una bandera clara y concreta de la identidad misionera desde su mirada y su arte”.

“Anduvo por la misma vereda toda su vida, y eso hace que estemos ante un  hombre de honor, inmenso compositor y maestro de grandes músicos”, concluyó. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina