La política, la educación y Boca, las tres pasiones de Huguito

Domingo 8 de diciembre de 2019 | 20:08hs.
Passalacqua se mostró feliz al hablar de Boca y su rol docente. | Foto: Natalia Guerrero
Damian Cunale

Por Damian Cunale política@elterritorio.com.ar

Durante los últimos ocho años, en los que Hugo Passalacqua estuvo activo en el Poder Ejecutivo – cuatro años como vicegobernador y cuatro como gobernador- tuvo que resignar tiempo para otras cosas, como leer, ir al cine o dar clases. Pero a contrapartida, sumó la experiencia suficiente como para tener bien en claro qué necesita un gobernador del Poder Legislativo que lo acompaña, algo que será importante en su rol como diputado provincial. También, los últimos cuatro años, muy difíciles desde lo económico y social, dejaron una huella y objetivos pendientes que mantienen encendida la llama del deseo por hacer política.
De todo eso, y de Boca Juniors, que es una de las pasiones de Huguito, “el Hugo Passalacqua de a pie” tal como él mismo define, se habló con quien este martes dejará la gobernación para asumir como diputado provincial.

El 10 de diciembre asume como diputado provincial, ¿cuál va a ser su rol desde lo institucional y lo político?
Recién estos días tuvimos la primera reunión de bloque. Pero yo no me quiero desconcentrar ni un segundo, hasta el 9 a las 23.59, de esto de gobernar porque es hora a hora. No se puede pensar mucho en el futuro, teniendo en cuenta la situación del país. Entonces cuál es el rol no lo sé. Sé que va a ser una Cámara, “rara” porque va a tener dos ex gobernadores, Carlos Rovira y yo, una cosa inédita. Eso nomás ya le da un condimento especial, básicamente por Carlos, una persona que ha diseñado un proyecto político. Y entonces yo voy a ser un diputado raso. Me gustaría sí trabajar mucho el tema de la educación, desde la innovación, el tema ambiental que me interesa muchísimo; y también los temas del Mercosur para avanzar con muchas cosas que hicimos con los gobernadores de Paraguay y Brasil, hasta que ahí cambió el color del poder político y se nos fueron todos los amigos.

Usted fue diputado antes (desde 2009 a 2011). ¿El bagaje que le dieron estos ocho años en el Poder Ejecutivo le hacen ver diferente el rol que debe cumplir el diputado respecto de cómo lo veía en aquel primer período?
Para mí es una enorme lección. Tengo muchas ganas porque me gusta la labor parlamentaria. Es un lugar que me gusta. Tratar de imaginarme cómo serán mis años allí, creo que la experiencia de haber pasado por el Ejecutivo es aleccionador. Te sirve mucho, porque uno cuando es diputado tiene muchos sueños a cumplir que después ponerlos en práctica puede ser muy difícil, de todas maneras nosotros hemos reglamentado todo lo que aprobó la Cámara de Diputados. Hay dos que son lindísimas que son la escuela de robótica y la del Boleto Estudiantil, tremendas leyes de inclusión social y de transformación a futuro, una cosa pensada y bien hecha.

En marzo, cuando Rovira lo anuncia a Oscar Herrera Ahuad como candidato a gobernador y a usted como candidato a diputado provincial dice que el pueblo misionero se quedó con ganas de más de Hugo Passalacqua. ¿Hugo Passalacqua se quedó con la llama prendida adentro, con objetivos por lograr que le hagan decir que si tiene la oportunidad lo va a volver a intentar?
Sí. A cualquiera que ame la política, la política como servicio, le queda la llama encendida. Esa llama siempre está porque ante la inquietud de la gente se te enciende la inquietud; cuando hay una desesperanza, esa desesperanza se convierte en tu desesperanza; y si no, no sos un político, sos una persona que está ocupando un cargo, pero no sos un político. Por supuesto que a uno le quedan cosas. Entonces las cosas que quedan por hacer uno lo toma como un desafío. Así que esas ganas están, no se pueden ir. Lo que pasa que a la gente le tocó pasar un tránsito que ha sido muy duro. Gobernar así fue dramático, así que sí, me quedan cosas pendientes.

La función del Poder Ejecutivo demanda mucho tiempo, y el Hugo Passalacqua gobernador le robó tiempo al Huguito ciudadano, al de a pie. ¿Qué cosas le gustaría poder volver a hacer, qué cosas le gustaría recuperar del día a día?
Yo intenté que el gobernar no me haga perder ciertas cosas. Intenté de no alejarme de las amistades por ejemplo. Así que no dejé muchas cosas, pero sí me gustaría recuperar tiempo para esas cosas, como por ejemplo ir al cine, que no dejé de ir pero que fui mucho menos de lo que me gustaría; o tiempo para leer, que no leí todo lo que me gustaría. Pero lo que siento como un desgarro es dar clases. Eso es una cosa que siento profundamente. Hace algunos años, cuando Carlos me pide que me sume para colaborar en el mundo de la educación (fue ministro de Educación entre 2003 y 2009) la pensé dos veces porque tenía mi aula, mis alumnos, y dejar eso me costó. Y todavía hoy, me pregunto si hice bien. Porque esa aula con 30 chicos es tu universo, es poner un granito en la pared de la formación de esos chicos. Y dejar eso me costó muchísimo. Ese era Huguito, el profe del aula, y es una forma de vida y de sentir. Y sueño volver, me encantaría. Y voy a procurar hacerlo con la figura de profesor invitado, que puede ir a dar ciertos temas.

Por último. Huguito es hincha de Boca y este fin de semana hay elecciones en el club y se lo vio esta semana con la careta de Riquelme haciendo historias en Instagram. Como hincha, ¿Qué lectura hace de la decisión de Román de involucrarse en la política del club?
Yo me asocié a los 7 años a Boca, porque mi padre era de Boca. Él me puso la camiseta, y desde chico tuve pasión por el fútbol y en especial por Boca. Y me parece bien que jugadores del talento de Román, que participen en la vida activa del club, en la vida pública, que se jueguen. Es de mi preferencia e hincho por Ameal para que sea presidente. Toda la generación Bianchi, todos formados por él, fijate que muchos se hicieron técnicos, o son comentaristas deportivos, o algo importante en el mundo fútbol están haciendo. Impacta la visión de esa camada, y todos los que he conocido tienen una admiración increíble con Riquelme. Y el hincha de Boca aún más. Es un tipo que sabe mucho de fútbol y creo que si le toca ganar a Ameal, con Riquelme en la parte de fútbol, tengo la esperanza de que cambie esta época mala en la que River nos ganó todo. Creo que ese universo que formó Román en la cancha puede trasladarlo a la dirigencia.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina