Yapeyú: el termómetro de la bronca - El Territorio Misiones

Yapeyú: el termómetro de la bronca

Jueves 26 de febrero de 2009

Nuevamente el interior del país se transformó en el termómetro para medir la reacción de los ciudadanos frente al accionar de sus máximos representantes. Una nueva y más que polémica decisión del Gobierno nacional despertó el enojo de los argentinos, y en Yapeyú se reflejó de forma contundente. Esta vez no se metieron con el campo, ni con la Constitución nacional o con las reservas ecológicas, esta vez golpearon en el peor lugar, en la identidad nacional, comentó un correntino que lucía una típica vestimenta de campo.
“Escogieron  al peor enemigo, al más querido de los próceres de la patria, al padre de la patria, al General don José de San Martín” se lamentó dolido. El pueblo de Yapeyú, la cuna del Padre de la Patria, fue el epicentro de la reacción de todo un pueblo contra la presidente de la Nación Cristina Fernández. El hecho que la desató fue la decisión de quitar la guardia de honor de los Granaderos del lugar del nacimiento del prócer en vísperas del aniversario número 231 de su natalicio.
“Son días de tristeza e indignación para todo el pueblo de Yapeyú, de Corrientes y del País, porque nadie, por más investidura que tenga puede tocar la investidura del padre de la patria”, sostuvo Adán Gaya, intendente de la ciudad correntina con la voz quebrada y al borde del llanto durante su discurso en el acto central.
Los granaderos, según se difundió, fueron convocados por elGobierno para participar del acto oficial del barrio de Palermo, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y que fue encabezado por la titular de la cartera de defensa nacional, Nilda Garré, una vez confirmada la presencia de Cobos en los actos de Yapeyú por el aniversario sanmartiniano.
Cerca de 1500 personas se congregaron en la ciudad correntina para honrar a San Martín y mostraron la bronca que despertó en ellos la decisión del Gobierno nacional de sacar de la ciudad a los representantes del ejército que supo fundar y dirigir,  en pos de la libertad argentina y americana el máximo prócer y héroe nacional.
Contingentes llegados desde diferentes puntos de Corrientes, Misiones y otras provincias cercanas, confluyeron en la plaza frente al templete que resguarda las ruinas de la casa donde el prócer dio sus primeros pasos y donde descansan los restos de sus padres. La cual solía, hasta el domingo último, estar custodiada por los granaderos.
Quien también asistió al acto, y habría sido el detonante para que desde la Nación se diera la orden de “sacar a los granaderos de Yapeyú”, fue el vicepresidente Julio Cobos, quien al referirse a la ausencia de los granaderos en el lugar sostuvo “Es una falta de consideración a la figura del General San Martín, que está por encima de todos”.
El Vicepresidente fue recibido por los lugareños como héroe nacional. Vivaron su nombre repetidas veces, mientras se alzaban pancartas contrarias al Gobierno nacional. El nuevo ídolo del campo y desde ahora de los correntinos, firmó autógrafos y se fotografió con cada una de las personas que, tras superar a los encargados de la seguridad, llegaban a su lado.
Cobos, al ser consultado sobre el recibimiento de la gente y sobre la reacción de ésta contra el Gobierno nacional sostuvo que “la gente me recibió muy bien. Y lo que pueblo les está reclamando es el respeto a quien es el Padre de la Patria,  a las instituciones y al pueblo de Yapeyú”, concluyó.
De su lado,  el gobernador de Corrientes, Arturo Colombi, fue mucho más duro y sostuvo que la decisión de que los granaderos no estuvieran en Yapeyú fue “un acto de mezquindad, rencor y torpeza con el que ofendieron la figura del General (San Martín) que es como ofender la gloria de los próceres y la historia argentina, que es la peor forma de ofender a Corrientes y a los correntinos”.
Con este marco, bajo el fuerte sol del mediodía y sin la presencia de quienes secundaron al Padre de la Patria en la gesta libertadora, los granaderos, se le rindió homenaje a San Martín en el mismo lugar que lo vio nacer hace 231 años.


Las pancartas de repudio de un pueblo cuando tocan a su héroe
De todas las pancartas y banderas pintadas que recorrieron las calles de Yapeyú durante el día de ayer, tres fueron las que sobresalieron.
“San Martín Vive!!! Los muertos son los K” rezaban dos improvisadas pancartas hechas en papel afiche y que eran sostenidas por un grupo de jóvenes correntinos. Durante el discurso del vicepresidente Julio Cobos, se pudo divisar a sus espaldas otra pancarta que, aunque con errores de ortografía, representaba claramente lo que querían transmitirr los ciudadanos que llegaron con ella desde la capital de la vecina provincia: “Cristina, no manches la grandeza del Gral. San Martín con tus pequeños rencores”. Por último, otra de las pancartas representativas y la más directa al sentimiento de la gente, rezaba “Se llevaron tus granaderos, pero quedamos nosotros para honrarte mi General”.


Opiniones
“El pueblo les está reclamando respeto a quien es el Padre de la Patria, a las instituciones y al pueblo de Yapeyú”
Julio Cesar Cobos
Vicepresidente de la Nación

“Este es un acto de mezquindad, rencor y torpeza con el que ofendieron a la figura del General y a todo el pueblo”
Arturo Colombi
Gobernador de Corrientes

“Nadie, por más investidura que tenga, puede tocar la investidura de San Martín”
Adán Gaya
Intendente de Yapeyú



Acto en palermo
En el segundo acto oficial estuvieron los granaderos


POSADAS Y BUENOS AIRES. Con la presencia del cuerpo completo del Regimiento de Granaderos a Caballo General San Martín, de la Sección Yapeyú, y la ministra de Defensa, Nilda Garré, se realizó en el cuartel de Granaderos en Buenos Aires, un segundo acto oficial por el natalicio del prócer de la patria.
Mientras tanto, en la ciudad correntina en la que nació el prócer, el vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, presidía otro acto acompañado por el gobernador de Corrientes, Arturo Colombi.
Garré estuvo en el regimiento de caballería situado en el barrio porteño de Palermo, donde estuvo formada la dotación total de los granaderos y exaltó la unidad latinoamericana, al subrayar “la unidad de nuestras naciones sobre los hombros de nuestros pueblos”.
Garré en su discurso, recalcó el contexto histórico de la figura sanmartiniana, al afirmar que “lo que comenzaba a ingresar en la lucha de los pueblos con el poder colonial era la política como estrategia y la estrategia como política”.
“Además de pelear por la libertad había que definir si lo que iba a predominar en Sudamérica era la disputa pueblerina, la pelea entre un puerto egoísta y otros pueblos aislacionistas, o si la vocación de liberación recorrería lo que entonces, se nombraba como la América Hispana”, añadió la ministra.
Mientras tanto, en Corrientes, se reclamaba reconocimiento y respeto a la investidura del máximo prócer nacional.
La titular de la cartera castrense estuvo acompañada por el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, brigadier general Jorge Chevalier; y los titulares del Ejército, general Luis Pozzi; de la Armada, almirante Jorge Godoy; y de la Fuerza Aérea, brigadier Normando Costantino.