Evalúan alternativas para reactivar la planta de Piray - El Territorio Misiones

Evalúan alternativas para reactivar la planta de Piray

Lunes 16 de junio de 2008
Por una solución. | La producción está detenida hace una semana. | Foto: Ramón González

Reactivar la planta de celulosa de Puerto Piray es la esperanza de los operarios de la fábrica, de los cuales el 80 por ciento tiene más de 20 años de antigüedad. Pero también es un tema que preocupa a los principales referentes del pueblo, entre ellos del intendente de la localidad, Jorge Lezcano.
Los operarios mantienen tomado el edificio ya que les adeudan el pago de la segunda quincena de mayo y consideran que resguardar el patrimonio de la planta es la única forma de asegurarse que se les pague lo que les deben.
Pero en realidad, lo que pretenden -y en eso trabajaban hace seis meses- es llevar la fábrica a su máxima producción. Los empleados de la firma aseguran que hace ocho meses se veían venir el cierre, según confirmó Mario Escurra, secretario General del Sindicato de Papeleros.
Por eso habían comenzado a trabajar en un proyecto, que habían presentado a los dueños de la firma en dos reuniones y en el que proponía que los empleados reinviertan en la planta mediante una cooperativa de trabajadores. También el intendente Lezcano, estaba al tanto del proyecto, ya que el funcionamiento de la planta de celulosa es vital para la vida económica del pueblo. Pero la paralización de la producción, la presentación del recurso preventivo de crisis y la suspensión de los trabajadores por 180 días los tomó por sorpresa.
Con el paso de los días, se suman ofertas para mantener funcionando la planta: desde el gobierno de la Nación, que a través de la secretaria de Medio Ambiente Romina Picolotti ofreció recursos si la firma se reconvierte, hasta una oferta concreta de los empresarios que integraban PCP, firma con capitales misioneros que explotó hasta el 2004 la planta.
Pero, como remarcó el intendente Lezcano, lo importante es encontrar la mejor alternativa y la más rápida para solucionar el drama laboral que la paralización de la planta genera a sus empleados y, por consiguiente, al pueblo. Mientras, los obreros mantienen tomada la fábrica. Informaron que nadie se acercó al lugar, de modo que la ocupación es pacífica. Hasta los empleados de la empresa privada de seguridad fueron reducidos al mínimo, presumiblemente por las deudas que Benfide S.A. mantendría con la empresa.
“Picolotti dijo que estos empresarios no son creíbles, pero si vienen otros habrá ayuda”, contó Escurra. “Pero para eso es necesario reconvertir la fábrica”, precisó el sindicalista, aunque sostuvo que ya se implementó en un 70 ciento el plan para reducir la contaminación.
De todas formas, si bien Escurra evaluó como “muy viable” la propuesta de la Nación, contó que empresarios de la ex PCP presentaron una propuesta formal de hacerse cargo de la fábrica por diez años. Escurra aseguró que habló al respecto con los propietarios de Fiducias S.A. Mientras tanto, los empleados ya llevan un mes sin cobrar. Lo único que recibieron de la última quincena de mayo son tickets.

“Es rentable”
Para el intendente Lezcano, no hay dudas de que la planta es rentable “aunque haya subido el azufre un 600 por ciento”.
Pero, mientras la empresa esté parada, la situación es desesperante. El intendente recordó que los empleados trabajaban desde enero en un proyecto, que ya habían presentado a los propietarios, de asumir mediante una cooperativa el 51 por ciento de la firma.
“El objetivo era hacer una evaluación económica de la planta, estimar el monto de la inversión necesaria para solucionar el problema ecológico, aumentar la producción y devolver el crédito a largo plazo”, puntualizó el intendente. “Era desmenuzar una planta fabril completa: costos, inversión, desarrollo”, indicó.
Según Lezcano, los empleados ya tienen el costo aproximado de relanzar la fábrica. Pero, con el proyecto a la mitad, la crisis estalló.  “Este proyecto era para diciembre. Entonces tenían tiempo de armar una cooperativa, gestionar un crédito, ver la forma jurídica con que iban a funcionar”. Habían comenzado a conversar con los propietarios de Benfide, que es subcontratista de la planta a la propietaria Fiducias Argentina. SA. Tuvieron dos entrevistas y Benfide presentó el recurso de crisis. Lezcano indicó que “el objetivo de los empleados no era quedarse con la empresa, pero veían que era como sacarle sangre al muerto. Cuando terminaba la sangre se iban”, sostuvo el intendente. “Pagaban los sueldos, pero no se preocupaban por producir más”, sostuvo. Ahora, la planta está parada.


Día del Padre  en la planta
Los empleados de la fábrica de pasta celulósica paralizada hace una semana en Puerto Piray celebraron ayer el Día del Padre en familia con una olla popular en la planta de la firma.
 “Pasamos el día del padre con nuestras familias, nos olvidamos un poco de nuestros problemas”, contó Mario Escurra, secretario General de Sindicato Papelero. Los operarios almorzaron un guiso común  con sus familias.


Opiniones
“El objetivo de los empleados no era quedarse con la empresa, pero veían que era como sacarle sangre al muerto"
Jorge Lezcano
Intendente de Piray

“Picolotti dijo que si vienen otros empresarios serios habrá ayuda. Pero para eso es necesario reconvertir la fábrica"
Mario Escurra
secretario General del Sindicato