Acusan a una fundación de utilizar la imagen de mbyas para pedir dinero

Sábado 22 de octubre de 2016
Las comunidades mbya reclaman que se investigue a la fundación y que se embarguen sus bienes. | Foto: Daniela Cortés
Un grupo de comunidades mbya guaraní de Misiones denunció a la fundación alemana Guaraní-Hilfe y a su filial local llamada Fundación Solidaria Misionera, “porque reciben donaciones internacionales en nombre del pueblo originario pero no envían esa ayuda” a las aldeas que viven en la tierra colorada.
El documentalista Santiago Gil Miranda estuvo hace quince días recorriendo algunas comunidades mbya y explicó a El Territorio que “allí pude hablar con el cacique Santiago Duarte, de la aldea Chafariz, ubicada a unos 40 kilómetros de San Vicente, que me pidió ayuda para solicitar que la fundación alemana Guaraní-Hilfe no siga utilizando imágenes de ellos para pedir donaciones, porque no los representa”.
Y agregó que “esta situación ya fue denunciada en noviembre de 2014 por los caciques ante el Ministerio de Derechos Humanos de la provincia de Misiones” y mostró la documentación que acredita el reclamo y que lleva la firma de los caciques de la comunidad Chafariz, Santiago Duarte y Pedro Benítez, de Caramelito, Elvio Olivera, de Itapiru, Emilio Chamorro, de Jejy, Eliseo Sosa, y de Pindo Poty, Alejandro Benítez.
En esa denuncia, los caciques pidieron ayuda al Estado provincial para que “intervenga todos los bienes de la Fundación Solidaria Misionera que recibe fondos de la asociación alemana Guaraní-Hilfe, que fueron recaudados en nuestro nombre pero que nunca llegaron a nosotros”.
Según dijo Gil Miranda, “los caciques me explicaron que los alemanes llegaron en el año 2007 a algunas comunidades, que ofrecieron ayudarlos pero que con el tiempo empezaron a notar que solamente buscaban comprar tierras y hacer trabajar a los mbya en condiciones indignas, donde por ejemplo los separaban de sus familias, les pagaban muy poco y actualmente ni siquiera los dejan entrar a esas tierras”.
Cuando los caciques se enteraron de que las fotos de los niños de sus comunidades formaban parte del sitio de internet de la fundación alemana y que allí se pedía ayuda para las aldeas, “se dieron cuenta de que se trataba de una estafa y por eso radicaron la denuncia ante el Ministerio de Derechos Humanos, pero a dos años de ese reclamo, la situación sigue siendo la misma”, sostuvo.
En el sitio de internet de la fundación alemana, se explica que su objetivo es “ayudar a los indios guaraníes de Argentina, cuyas condiciones empeoran por la deforestación de las selvas tropicales y queremos ayudarlos con un medio de vida que les asegure sobrevivir en nuestra civilización”. Como presidentes de la fundación, figuran Hebert y Hiltrud Hartmann. La vicepresidencia está a cargo de Jurgen Strube y Joseph Dohmen.
En tanto que la Fundación Solidaria Misionera figura con un domicilio en el barrio 200 Viviendas de San Vicente con el objetivo de “educación y bienestar para los pueblos originarios”.
“Deseo que se haga pública esta estafa para que la fundación alemana deje de pedir recursos para los hermanos guaraníes y respete sus derechos dejando de publicar fotos que tomaron sin permiso de varias comunidades guaraníes de Misiones”, señaló finalmente el documentalista misionero.

Sin respuesta
Por estas denuncias de fraude, intervino el Consejo de Caciques, que acompañó la presentación al Ministerio de Derechos Humanos para pedir que se investigue.
Santiago Escobar, secretario del consejo que funciona en la órbita de Asuntos Guaraníes, detalló que “en un momento se hizo una investigación, pero después quedó inconclusa, lo que pedían los caciques es que estas organizaciones no lucren con las imágenes de sus niños y que se vayan de aquí, porque no son de confianza”.
Escobar reseñó incluso que, hace dos años, cuando se hizo la primera denuncia contra la ONG internacional, “pedimos al gobierno que controle la presencia de estas organizaciones que se instalan para trabajar al interior de las comunidades, muchas trabajan muy bien y ayudan mucho, pero quién controla”, cuestionó.
A la vez, el jefe guaraní explicó que “también buscamos que las organizaciones no gubernamentales se registren en el Consejo de Caciques, para poder saber sus objetivos y poder acordar algunos requisitos para el trabajo en las comunidades”.
Un problema que surge con la presencia de asociaciones civiles, en algunos casos, es la división de las comunidades y de esta forma hay un desmembramiento de los grupos, advirtió Escobar, y finalizó, “por ahora no hubo respuesta”.


Corte de ruta para pedir puente A media mañana de ayer, comenzó un corte de ruta impulsado por integrantes de la comunidad aborigen Chafariz, distante unos 25 kilómetros del casco céntrico de El Soberbio. El cacique Vicente Méndez expresó que la manifestación se llevó adelante para solicitar que se atienda el pedido de “un puente para que los chicos puedan ir a la escuela sin problemas cuando llueve”.
Son 45 los alumnos que no pueden asistir a clases cada vez que llueve.
Asimismo, Méndez afirmó: “Queremos viviendas y luz, son 26 familias que en total suman 112 personas”.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina