Para salir del país con menores el nuevo permiso cuesta $450

Miércoles 2 de septiembre de 2015
Ayer se cumplió el primer mes de vigencia del nuevo Código Civil y Comercial en Argentina. Las nuevas normas establecidas en la reforma modificaron varios aspectos de la vida cotidiana, y entre ellos el modo de tramitar la salida del país de los menores de edad.
La expedición del acta de autorización de salida de menores al extranjero, con uno de sus padres o bien con otro familiar todavía genera dudas. Sobre todo teniendo en cuenta que el 90 por ciento de Misiones es frontera.
El Código autoriza a que el trámite pueda hacerse en muchos más lugares que antes. Es el caso de la Dirección Nacional de Migraciones que también puede otorgar el permiso, con un costo de 450 pesos, es válido por un solo viaje y puede ser utilizado por el término de 30 días desde su emisión. “El Código Civil cambia las relaciones de filiación y la provincia no está exenta a eso, las 29 delegaciones estamos incluidas para ese trámite, pero el arancel se paga en el Banco Nación”, explicó el titular de Migraciones, Daniel Domínguez, en diálogo con El Territorio.
Asimismo, el acta de autorización que realiza Migraciones no invalida a las otras autoridades facultadas para emitir el documento que autoriza al menor de edad a salir del país sin sus padres: el Juzgado de Paz, escribanías, consulados.
La diferencia está en los montos requeridos. Por ejemplo, en el caso del Juzgado de Paz, el permiso cuesta 15 pesos en tanto hay que prever una espera de entre dos y tres horas para concretar el trámite (deben asistir ambos padres y el hijo). Mientras, según la tarifa que maneja el Colegio de Escribanos de Misiones, ronda los 700 pesos (un solo hijo). El período de validez es opcional, restringido o abierto, es decir, hasta hasta la mayoría de edad. En ese sentido, escribanos consultados advirtieron que Migraciones exige que el acta de autorización esté acompañada por una partida de nacimiento actualizada cada seis meses. La actualización se realiza en el Registro de las Personas.
Por otro lado, cuando la autorización establezca que el menor viaja acompañado de terceros mayores de edad que no son sus progenitores, deberán constar los datos de los terceros en el instrumento de autorización.
Un dato no menos importante y que, seguramente, traerá tranquilidad a muchos es que las autorizaciones de viaje otorgadas antes de la entrada en vigencia del Nuevo Código Civil siguen teniendo plena vigencia y validez.

Autorización tácita
Una autorización es “tácita” (sin acta escrita) porque al momento de efectuarse el control migratorio el menor viaja acompañado por sus progenitores; en tanto que la “expresa” es la otorgada por uno de ellos o ambos ante alguno de los funcionarios facultados para emitir un acta de autorización. “Si el menor viaja con ambos padres y en el DNI están  identificado sus nombres, alcanza con eso", dijo Domínguez, de la sede de Misiones. De lo contrario, los tutores deberán viajar con partida de nacimiento o libreta de familia.

Consentimiento del menor
Otra modificación relevante está dada por el consentimiento expreso del menor adolescente a partir de los 13 años para viajar al exterior. La autoridad de control migratorio considerará que el menor consiente salir por el solo hecho de su presentación voluntaria.

$700Trámite en Escribanías. El permiso para salir del país con menores, con la opción de que sea válido hasta la mayoría de edad.

$450 Trámite en Migraciones. Es válido por un solo viaje y puede ser utilizado por el término de 30 días desde su emisión. El arancel se abona en el Banco Nación.
$15 Trámite en el Juzgado de Paz. El acta de autorización puede ser válida hasta la mayoría de edad.


Permiso para todos los parientes

“Que un menor tenga el mismo apellido de la persona con la que está viajando no significa que sean los padres o tenga una relación familiar. Es indispensable contar con toda la documentación requerida”, era la frase que escuchaban los padres o abuelos de Ludmila de parte de la autoridad de turno cada vez que los paraban en un control de rutina, o bien cuando se olvidaban la partida de nacimiento a la hora de cruzar las fronteras.
Horacio Lencina junto a su esposa decidieron evitar cualquier tipo de inconvenientes a la hora emprender paseos en familia o por separado junto a su pequeña. “El problema también lo atravesaban los abuelos. En los tiempos que todavía existía 'La Garita', cuando los abuelos llevaban a Ludmila a la quinta de unos amigos de la familia, los oficiales les solicitaban el permiso de los padres para poder transitar con la niña”.
Con todos estos elementos decidieron tomarse una mañana y dirigirse al Juzgado de Paz de turno. Allí por el pago de una módica suma y la lista de todos los números de DNI de los familiares a quienes les confiarían su hija, redactaron un permiso para que Ludmila pueda circular junto a tíos, abuelos y sus padres de manera separada por todo el territorio nacional y países del Mercosur.
“Aprovechamos y en un solo trámite nos autorizamos a nosotros para viajar de manera separada e incluimos a los abuelos, tíos y padrinos. Sumamos un total de quince personas”.
Lencina aclaró que el permiso no les llevó mucho tiempo. “Tardamos más en sacar turno, bien temprano a las 6, luego a las 8 nos atendieron y para las 8.30 ya estábamos en la calle”.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina