La fundación acusó una maniobra de desprestigio

Miércoles 2 de noviembre de 2016
El reclamo es de las comunidades Chafariz, Caramelito, Itapirú, Jejy y Pindó Poty.

Luego de la denuncia de un grupo de comunidades mbya a la fundación alemana Guaraní-Hilfe y a su filial local, llamada Fundación Solidaria Misionera, el equipo de representantes legales salió a dar su versión sobre un problema que, según la fundación, responde a una maniobra de una persona que fue despedida de la entidad.
La denuncia de las aldeas que relevó el documentalista Sebastián Gil Miranda advierte que la fundación “recibe donaciones internacionales en nombre del pueblo originario, pero no envía esa ayuda”. El artículo publicado el 22 de octubre pasado en este matutino tuvo repercusión y desde la ONG cuestionada pidieron ser escuchados en su planteo.
“Todo se origina a partir de una persona que presidía esa fundación y fue retirada del cargo por falsificación de firmas, de actas, desmanejo de fondos, entre otros motivos. Esa persona, llamada Diego Carvallo, empezó a poner a los aborígenes en contra de la fundación”, contó, en diálogo con El Territorio, Enrique Maier, abogado de la filial misionera de Guaraní-Hilfe. Según Maier, en el Juzgado de Instrucción Tres de San Vicente están en curso dos denuncias penales, contra Carvallo y el cacique Marcelo Méndez, “por amenazas a los miembros de la fundación”, dijo el letrado.

“Después del regreso a nuestro país Alemania, empezamos a juntar plata con la ayuda de nuestros amigos, además organizamos ferias beneficiarias, conciertos, damos conferencias para  recaudar fondos que permitieran realizar las construcciones y otras medidas de ayuda pedidas por los caciques. En estas conferencias y en nuestra pagina web mostramos por supuesto fotos de nuestras actividades con gente de las aldeas y de los alumnos en las escuelas que hemos construido y que están gozando de la ayuda”, sostiene Herbert Hartmann, uno de los fundadores, mediante un escrito enviado a través de su representante legal.
“El Ministerio de Hacienda en Alemania controla la entrada y la salida de los donativos que maneja la GH, que es una organización humanitaria sin fines de lucro, una obra de caridad”, expresa en el texto, en el cual además detalla que en El Soberbio la fundación construyó un hogar de ancianos y escuelas, además de donar mercaderías en diferentes aldeas.

La denuncia
El documentalista Sebastián Gil Miranda estuvo hace días recorriendo algunas comunidades mbya y  había manifestado: “Allí pude hablar con el cacique Santiago Duarte, de la aldea Chafariz, ubicada a unos 40 kilómetros de San Vicente, que me pidió ayuda para solicitar que la fundación alemana Guaraní-Hilfe no siga utilizando imágenes de ellos para pedir donaciones, porque no los representa”. “Esta situación ya fue denunciada en noviembre de 2014 por los caciques ante el Ministerio de Derechos Humanos de Misiones”, había señalado y además mostró la documentación que acredita el reclamo y que lleva la firma de los caciques de la comunidad Chafariz, Santiago Duarte y Pedro Benítez; de Caramelito, Elvio Olivera, de Itapirú, Emilio Chamorro, de Jejy, Eliseo Sosa, y de Pindó Poty, Alejandro Benítez.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina