Reforestaron las hectáreas afectadas por el incendio

Lunes 21 de octubre de 2019
Renacer con conciencia ecológica y trabajo colectivo.
 El incendio forestal que conmovió a toda la provincia por afectar a 47 familias de una comunidad mbya guaraní, asentada en la zona rural de las 2.000 Hectáreas en Puerto Iguazú despertó el sentido de responsabilidad social y ambiental. 
No solamente los integrantes de la aldea, Mirí Marangatú, recibieron ayuda humanitaria, sino que ambientalistas y voluntarios se propusieron reforestar y recuperar el área de monte dañada.
En la mañana del sábado un grupo de voluntarios dejó de lado el descanso del fin de semana, para trabajar en la zona que fue afectada por el incendio forestal. El triste episodio se registró el 1 de octubre, dejando 27 hectáreas deforestadas. 
Gracias al aporte de organismos públicos y particulares, más el esfuerzo de los presentes, se reforestaron con 1.000 ejemplares de distintas especies en su gran mayoría frutales nativos.  Especies autóctonas y árboles frutales que además serán de gran beneficio en un tiempo no muy lejano  a la comunidad mbya.
De la actividad participaron el Ministro de Ecología de Misiones Juan Manuel Díaz, el Presidente del Concejo Deliberante de Puerto Iguazú Juan José Raynoldi, el concejal Ernesto Benítez promotor de iniciativa, el presidente de bomberos voluntarios Javier Bareiro y los caciques e integrantes de las comunidades junto a guardaparques, guías de turismo, bomberos voluntarios, Rotary Club entre otros.
Los participantes manifestaron la voluntad de continuar en sucesivas jornadas con el trabajo de restauración para recomponer el ambiente de la zona afectada por el incendio forestal.
La iniciativa nació del concejal Benítez, quien hace varios meses trabaja en el embellecimiento de la Ciudad de las Cataratas y puso en práctica una serie de acciones para preservar el medio ambiente.
El trabajo de los voluntarios comenzó el viernes con el trabajo de los hermanos mbya que comenzaron de hacer los pozos correspondientes para adelantar, aprovechando que se registraron lluvias en Iguazú.
“Hemos perdido el monte, y eso nos duele todos los días, ahora lo vamos a cuidar para recuperarlo” indicó Romualdo Benitez cacique de Mirí Marangatú al tiempo que agregó: “al principio pensamos que por ser una comunidad mbya nos dejarían sin ayuda, pero nos equivocamos, gracias a todos nos estamos recuperando y vamos a tener monte”
La donación fue de Fundación Vida Silvestre, y otra parte fue adquirida por el municipio. Empresas de Iguazú también donaron una parte y el Ministerio de Ecología completo la cantidad de especies.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina