Una mujer lucha por sobrevivir tras brutal abuso de su pareja

Lunes 21 de octubre de 2019
El acusado fue identificado como Daniel Cayetano de la Fuente.
Una mujer de 55 años, y que padece leucemia, permanecía internada ayer en muy grave estado, tras haber sido empalada en la ciudad chubutense de Puerto Madryn y por el intento de femicidio detuvieron con prisión preventiva a su pareja.
Según detallaron, la víctima sufrió la perforación del intestino delgado y el estómago, y lesiones en el diafragma; a raíz de lo cual está en terapia intensiva, con asistencia respiratoria, inestabilidad hemodinámica y pronóstico “desfavorable”.
Por su parte, su pareja, Daniel Cayetano de la Fuente (48) fue imputado del delito de “tentativa de femicidio” y deberá cumplir prisión preventiva por cuatro meses, mientras avanza la investigación a cargo de la jueza Patricia Reyes y los fiscales Daniel Báez y Anya Pucheta.
El fiscal jefe de Puerto Madryn, Daniel Báez, señaló a la agencia de noticias Télam que el hecho ocurrió durante la noche del miércoles y la madrugada del jueves pasado en un domicilio de esa ciudad chubutense donde reside el ahora acusado.
“Confirmo la detención de una persona a quien le imputamos el delito de tentativa de femicidio por las graves heridas que le impuso a la mujer con un objeto provocándole heridas gravísimas”, expresó el funcionario judicial.
De acuerdo a la pesquisa, la mujer atacada llegó a su casa visiblemente descompuesta, vomitando sangre y requiriendo ayuda, por lo que su hija la llevó de urgencia al hospital al creer que el cuadro era a raíz de la leucemia que padece y por la cual solicitan asistencia médica en forma recurrente.
“Cuando es trasladada al quirófano y la revisan, ahí ven las heridas de la mujer, la tratan, la operan y la alojan en terapia intensiva, donde se encuentra en muy grave estado”, describió Báez.
Esta situación fue denunciado el viernes por la hija de la víctima, quien contó que había tenido una conversación telefónica con De la Fuente en la que éste le preguntó por las heridas que había sufrido la madre.
A partir de los datos aportados por la hija, los investigadores allanaron la casa del imputado donde se secuestraron un palo de amasar, un cabo de escoba y otros objetos compatibles con una herida de unos 50 centímetros que presentaba la víctima y que, según los médicos, le provocó daños irreversibles.
Por su parte, Báez indicó que en su indagatoria ante la Justicia “el imputado negó los cargos y aseguró que él hizo una entrega de una pizza (trabaja de ‘delivery’) y luego se acostó a dormir, por lo que no supo nada”.
Los pesquisas también secuestraron la ropa de cama del dormitorio que compartieron la víctima y el acusado, al tiempo que no descartan la participación de terceras personas.
En tanto, los familiares de la víctima aportaron a los pesquisas una fotografía de la mujer del momento previo a salir de su casa hacia lo de De la Fuente y en la que se la veía bien vestida, sonriente, contenta y en perfecto estado.
La mujer ingresó al hospital “hipotensa, con taquicardia, deshidratada, con lesiones en el mesocolon transverso producida por un objeto” y “provocó heridas perianales y hematomas, estimándose como elemento posible un palo de por lo menos 50 centímetros que hirió la cara interior del recto, intestino delgado, estómago y diafragma”. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina