La fortaleza de los que esperan es no perder el optimismo - El Territorio Misiones

La fortaleza de los que esperan es no perder el optimismo

Domingo 13 de enero de 2013
(Corresponsalía).  El múltiple medallista Fabián Romaszczuk (32) se encuentra realizando las primeras sesiones de diálisis, y a futuro deberá someterse a un trasplante de riñón.
La historia del obereño conmueve e inspira, ya que siempre logró sobreponerse a los problemas familiares, de salud y económicos que se presentaron en su vida.
Entre sus mayores logros deportivos se destacan que llegó a encabezar el ranking Argentino de 3000 metros llanos (2002), ganó el selectivo Nacional de Cross Country y obtuvo medalla de Plata en el Sudamericano de Cross Country de Asunción, Paraguay (2003).
Ganó innumerables pruebas de calle y pista, y tuvo propuestas de radicarse en España.
Pero en su mejor momento deportivo, los problemas de salud lo obligaron a abandonar la actividad profesional y decidió estudiar Educación Física en Oberá.
Se recibió en cuatro años, pero ya antes creó la escuela de atletismo de Los Helechos, donde formó a varios jóvenes. Actualmente se despeña en seis escuelas de la zona Centro con una dedicación total, como reconocen sus colegas y directivos.
En noviembre su cuerpo le dio una señal de alarma. Romaszczuk fue internado de urgencia y comenzó a ser dializado, a la espera de un trasplante.
“Ya entré a diálisis y me siento mucho mejor, pero el trasplante es inevitable”, comentó el obereño.
Más allá de los pesares, no pierde el optimismo y comentó que sus médicos le mencionaron sobre la posibilidad de correr competencias de trasplantados, lo que lo anima en un momento difícil.

“Tiene muchas ganas de vivir”
La historia de Micaela (13) refleja la fortaleza en la adversidad  de una pequeña y el amor sin límites de su madre, en un contexto de carencias.
La niña sufre parálisis cerebral y severos problemas pulmonares asociados por lo que, dentro de algunos años requerirá un trasplante de pulmón, según adelantaron los médicos que la atienden en Buenos Aires.
La pequeña fue víctima de meningitis, enfermedad que le acarreó una discapacidad del cien por ciento, lo cual requiere cuidados especiales, que no recibe por inconvenientes habitacionales.
Pese a la búsqueda de su madre, las necesidades de esta familia no encontraron todavía una respuesta de las autoridades.
Micaela reside con su mamá, Laura Rodríguez, y sus dos hermanitas en una precaria vivienda de madera, de tres por cuatro metros, en el barrio Villa Cristen de esta localidad.
A simple vista, la casita no reúne las mínimas condiciones que requiere la enfermedad de la nena, ya que es húmeda, no tiene cielorraso y posee rendijas en las paredes, al punto que varias veces su madre encontró víboras y arañas debajo de las camas.
Una letrina desvencijada y sin techo hace las veces de baño, lo que contradice todas las normas de higiene que recomiendan los médicos. Micaela no se vale por sí misma y requiere permanente atención.
“Ella convulsiona porque tiene un coágulo de sangre en el cabeza. También tiene tres agujeros en un pulmón y cuando tose escupe sangre, por eso necesita un trasplante, aunque eso dentro de unos años, cuando sea más grande”, comentó Rodríguez, sentada al lado de su hija en la humilde habitación.
Según la mujer, hace nueve años solicitó por primera vez una casa ante el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha), aunque hasta ahora no obtuvo respuestas favorables.
“Viajé a Posadas y en el Iprodha me dijeron que no me podían dar la casa porque no tengo trabajo, pero yo no puedo trabajar porque tengo que cuidarle a mis hijas”, indicó.
También afirmó que, a instancia de los médicos que atienden a su hija solicitó una vivienda ante la Municipalidad, pero tampoco encontró eco.
Preocupada por la salud de Micaela, la mujer, reconoció que “se puede morir porque se enferma muy seguido por la humedad, pero ella tiene muchas ganas de vivir, es fuerte y muy valiente”, dijo quebrada.
Para colmo, la casita está enclavada en una zona baja y cada vez que llueve se inundan y se arruinan las pertenencias, con las complicaciones que ello implica para una madre sola e impedida de trabajar que tiene al cuidado sus hijas.


Dónde buscar información
• Para pacientes, familiares  o personas interesadas en obtener más información sobre la temática, pueden dirigirse al
Banco de Sangre Central de la provincia, donde funciona el Cucaimis, en el predio del Hospital Ramón Madariaga de Posadas, esquina Cabred y López Torres.  
• La asociación civil Esperanza de Vida brinda información y asistencia a pacientes trasplantados, la dirección es Roque Sáenz Peña 1872.
• La Asociación Misionera Compartir, se conformó recientemente para acompañar a pacientes y familiares; el número de contacto es 4461448.

:: Notas relacionadas
Una decisión que abre las puertas a la vida
Recibió un riñón de su hermana y después otro de su mamá
Un barrio unido por el corazón de Seba
“Con los trasplantes hay vida después de la muerte"
Solución habitacional para pacientes trasplantados
“Las generaciones futuras verán a la donación como algo natural”
Trasplantes cardíacos, un área con grandes avances
Una opción frente a la infertilidad